Cómo conducir con nieve

0

Cómo conducir con nieve de forma segura

Todos los años nos suele pasar lo mismo,el invierno llega de repente y nos pilla desprevenidos.En este artículo os queremos refrescar la memoria con unos consejos para conducir con nieve de forma segura.

Cuando el termómetro marca temperaturas por debajo de 5º nuestros neumáticos convencionales pierden una buena parte de sus prestaciones,esta pérdida de prestaciones la podemos minimizar usando neumáticos de invierno,por lo tanto ,lo primero que debemos hacer si vivimos en zonas de montaña o conducimos habitualmente con nieve es colocar estos neumáticos antes de que llegue el invierno.

conducir con nieve

Neumático de invierno

De todas formas, usemos el neumático que usemos, según baja la temperatura aumenta el riesgo por lo que no deberemos fiarnos aún llevando este tipo de neumáticos.

Con el asfalto frío ya tenemos que empezar a extremar las precauciones, de hecho, muchos coches avisan al conductor con un pitido si la temperatura es inferior a 4 ºC.Por debajo de 0 ºC, si hay mucha humedad o hubo precipitaciones, el riesgo es importante. aunque no esté nevando.

Las autoridades, en previsión de nevadas o heladas, suelen echar sal o productos similares en la carretera para limitar el impacto de las precipitaciones pero también hace la carretera sea más resbaladiza. Empezar a conducir como si estuviese diluviando es una buena forma de empezar.

Conducir con nieve

Carretera peligrosa

Pevención y anticipación si vamos a conducir con nieve

Cuando veamos la carretera blanca o muy brillante, ya hay que extremar las precauciones. Para conducir con nieve tendremos reducir en la medida de lo posible el uso del cambio de marchas. Cuanto más larga sea la marcha, menos fuerza efectiva hacen las ruedas.Ve con marchas largas de forma que las ruedas deslicen lo suficiente como para que se agarren convenientemente a la carretera. Eso sí, ve a una marcha en la que el motor no vaya forzado.En bajadas pronunciadas tendremos que circular con marchas cortas para no tener que hacer uso del freno.
Nunca pisar el freno a fondo y dosificarlo prudentemente. Es importante por tanto mantener las distancias de seguridad por encima de lo que lo haríamos normalmente, el coche no va a frenar igual, ni con la misma precisión.

Conducir con nieve

Tenemos que ser mucho más cuidadosos con el uso del volante, evitando los giros bruscos de dirección y la conducción agresiva. Si hay que perder velocidad en una curva, es mucho mejor usar el freno motor reduciendo marchas pero sin soltar el acelerador de golpe, que usar el freno.

El peor enemigo que nos encontraremos será  el hielo, que es tan resbaladizo como el aceite y puede ocasionar una pérdida de control total, llevemos las ayudas electrónicas que llevemos. Salvo que sea imprescindible, no quitaremos las ayudas electrónicas, tienen su efectividad aunque los neumáticos agarren mucho menos.

Podemos encontrar hielo bajo la nieve o en zonas donde no da el sol o en sombra. En zonas húmedas,a menos de 4 ºC y sombra, puede haber hielo. En el caso de encontrarnos con una buena capa de nieve , tendremos que usar las famosas cadenas de nieve o cualquiera de sus alternativas, nos pueden multar si nos quedamos tirados y no vamos convenientemente equipados.

Llevemos cadenas de nieveo neumáticos de invierno, puede que sea necesario el corte de la carretera. En ese caso ya solo nos quedará esperar a que la abran. Siempre es recomendable llevar ropa de abrigo, mantas, el depósito a tope, batería en el teléfono y cargador por si las cosas se ponen feas.

Cómo colocar las cadenas para circular con nieve

Existen diferentes tipos de cadenas para rodar por la nieve con seguridad. Elija las suyas y llévelas siempre con usted para no quedarse “tirado”.

Las cadenas metálicas son duraderas y eficaces, aunque ruidosas. Su montaje en condiciones de frío y humedad, puede ser difícil. Aún así, son las más duraderas y las más utilizadas.Las cadenas de tela son mucho más fáciles de colocar pero su duración es mucho mas limitada,sobretodo si tenemos que circular por un tramo sin nieve como puede ser,por ejemplo,un túnel.

Se colocan siempre en el eje motriz. En un vehículo con tracción a las cuatro ruedas, póngalas delante. En cualquier caso, no pase de 30 km/h.

Para las cadenas metálicas:

  • Desabroche el aro rígido e introduzca un extremo por detrás de la rueda, deslizándolo por el suelo.
  • Tome los dos extremos, compruebe que la cadena no queda aprisionada por la rueda, cierre el aro interior y céntrelo por detrás del neumático.
  • Cierre el anillo exterior y centre el conjunto de la cadena sobre la zona de rodadura y flancos del neumático.
  • Apriete con el tensor y enganche el sobrante de la cadena para que no golpee en el paso de rueda.
  • Conducir con nieve

    Colocación de cadenas

    Consejos para conducir con cadenas

    • No circular a más de 30 km/h
    • Evite acelerones y frenadas bruscas. Las cadenas en las ruedas no pueden sustituir a la prudencia
    • Al circular con cadenas sobre calzadas sin nieve o hielo, se precisará un mayor recorrido para la frenada. Es recomendable quitarlas cuando termine el tramo de nieve.
    • Antes de guardarlas, hay que lavarlas y secarlas para evitar que se dañen con la sal.
  • En este vídeo podéis ver como colocarlas.

  • Resumen de consejos para circular con nieve

     

  • Enciende las luces de cruce (y las de antiniebla cuando sea necesario).
  • Evita utilizar de más el embrague. Si te excedes en su uso, no utilizarás el motor ni las marchas convenientemente por lo que el vehículo irá a su aire, que es precisamente lo que hay que evitar.
  • A la hora de arrancar, si te patinan las ruedas, mete directamente la segunda marcha para incorporarte a la circulación.
  • Evita frenar bruscamente. La conducción en la nieve requiere una gestión pausada tanto del volante como de los pedales. Si quieres frenar, hazlo suavemente y con mucha antelación, para que las ruedas no se te bloqueen.
  • Conduce guardando la distancia de seguridad necesaria para que frenes el coche sin movimientos bruscos.
  • Circula con marchas largas de forma que las ruedas deslicen lo suficiente como para que se agarren convenientemente a la carretera. Eso sí, ve a una marcha en la que el motor no vaya forzado.
  • En condiciones adversas, evita las prisas. No intentes adelantar porque si cambias de forma brusca la velocidad, el neumático podría perder agarre. El objetivo es que conduzcas de forma regular para que utilices el freno lo menos posible.
  • Las pastillas de freno pueden perder eficacia con la humedad así que comprueba de vez en cuando su correcto funcionamiento presionando el pedal del freno con un suave toque y siempre que las condiciones de la vía y la circulación lo permitan.
  • Utiliza las cadenas para la nieve o algún tipo de herramienta para tener más agarre. Son una ayuda importante a la hora de ir más seguros.
  •  Si no puedes continuar la marcha, llama a los servicios de emergencia, indicando tu posición.
  • Mantén la calefacción de tu vehículo (procura llevar el depósito lleno y el móvil cargado).
  • Si te encuentras con una placa de hielo,ante todo no frenes, sobre todo si tu vehículo no dispone de un sistema antibloqueo de frenos (ABS).
  • Si aceleras muy fuerte se puede producir un sobreviraje (se bloquean las ruedas traseras) o un subviraje (deslizan las ruedas delanteras). Mantén una velocidad constante hasta salir del hielo.
  • No olvide consultar el estado de las carreteras antes de emprender el viaje

 

23/11/2015 |

Deja un comentario

Vantage Theme – Powered by WordPress.
Abrir la barra de herramientas